LAS ALMEJAS DE PEDREÑA




Las almejas de Pedreña:

La almeja fina de Pedreña, es la más apreciada en el mercado por su excelente calidad y su capacidad para
aguantar más tiempo viva fuera del agua que cualquier otra.
Sus valvas son de color uniforme, entre marrón y blanco, dependiendo de la arena donde se críe.
En su concha podemos distinguir unas líneas en forma de radios que forman sus cuadraditos característicos. Otra diferencia con las demás es que los sifones son largos y están separados el uno del otro.
Las almejas nunca deben ponerse en agua, ya que pueden abrirse y perder su jugo.
Es conveniente ponerlas en un trapo húmedo y sólo se ponen en agua cuando se van a limpiar.
Se mueven con la mano para que choquen unas contra otras y así no se abran.