ARTES DE MARISQUEO




Artes de marisqueo:

El “rastro” consiste en una vara de avellano de aproximadamente 2 metros de longitud, que tiene acoplada en el  extremo una cesta de malla metálica acabada en unas garras (o púas) de más de 10 cm.
Esta cesta tiene una luz de  malla de entre 1 y 2 cm.
Es un método usado para la extracción de chirlas o amayuelas que permite a la mariscadora  extraer almejas en zonas inundadas que no descubre la marea.
Esta forma de extracción era muy utilizada por los  ribereños de Carasa y Escalante, aunque hoy en día su uso se encuentra restringido a unos pocos mariscadores  profesionales vecinos del barrio marismeño de Ancillo (Argoños).
La “cuchara” es una cuchara de metal que se utiliza durante ciertas mareas para la extracción de almejas “a llave”. 
Su uso está extendido entre las mariscadoras experimentadas. La “morguera” o “varilla” es una varilla metálica muy fina con una longitud de entre 1 y 1,5 metros acabada en una punta afilada. El “espejo” o “cajón” es un cajón con un cristal en el fondo con el que se obtiene una visión muy nítida del fondo marino. Esta forma de pesca es utilizada para la extracción de almejas “a llave” (localizando las marcas que dejan los sifones de estos moluscos en el fango), y también para localizar y extraer muergos, tanto “a sal” (echando sal sobre la marca o “llave” del muergo) como a “varilla”.
Este método es utilizado en la bahía de Santander.
El “peine” es un cepillo con púas afiladas que se utiliza, tras introducir sal en la marca o “llave”, para apresar las gusanas una vez que éstas asoman la cabeza.