A LOS ALFILERES




Alfileres:


Las niñas de San Sebastián de Garabandal entre otras, jugaban con  los alfileres, de cabeza gorda y de colores.
Se compraban en las mercerías o directamente se cogían en las casas o de los tendales.
Éstos sujetaban la ropa que se ponía a secar, porque no había pinzas.
Entre otros se jugaba "a recortes", con revistas; "a cabeza y contra", "a desmontar", "a esconder", "a farfa”, "a los bonis", "a soplar".
También jugaban "a alfilerones".
Se hacía un redondel y una raya en el suelo y se tiraban desde la raya para meterlos en el círculo.
"A puntas y coces" se juega en pareja.
Una coge en su mano unos cuantos alfileres con las cabezas en el mismo sentido, y con el puño cerrado pregunta: ¿berzas o trainas? Entonces la otra jugadora posa un alfiler sobre el puño con la cabeza orientada a uno de los lados.
Si las cabezas de los alfileres están “pacá”, son berzas, y si estaban “payá” son trainas.
Si coincide que están en la misma posición, se ganan los alfileres y si no, se pagan.
Este juego dependiendo de la zona recibe distintos nombres: "cabezas o contras", "puntas y culos","tronos o berzas", "puntis o culis", “culos y contras"...