A LA RANA




La Rana:


Hubo un tiempo en el que casi todos los bares y tabernas tenían su juego de la rana.
Era normal ver mucho movimiento a su alrededor.
Básicamente consiste en un cajón cuadrado con agujeros donde hay que meter fichas hechas de hierro y este cajón va sobre un soporte de cuatro patas.
Consta de tres filas paralelas de tres agujeros cada una.
La fila de atrás tiene tres agujeros simples, la siguiente es la que tiene en medio la rana, que es una figura de bronce o hierro con forma de rana y con el agujero en la boca.
Otra línea tiene en medio un molinillo y a cada lado un puente.
El agujero que más puntúa es la rana, luego el molinillo y después los puentes.
Los agujeros normales valen algo menos y los tres de atrás son los de menor valor.
Se tiran diez fichas de hierro redondas y planas, desde una distancia pactada, intentando hacer el mayor número de puntos.
La caja tiene un cajón que se abre para recoger las fichas y ver en qué compartimento ha caído cada una de ellas para poder sumar los puntos.