AL ESTIRAGATO




Estiragato :

En el pueblo de Llayo, en Liébana, jugaban al juego del estirigato: dos contrincantes se situaban a ambos lados de un riachuelo con una cuerda atada en sus extremos y de espaldas se la pasaban por la nuca y bajo las axilas, tirando en sentidos opuestos, tratando de arrastrar al contrario.