EL BOLO PASIEGO




Bolo Pasiego:


Se juega en las villas pasiegas cántabras, San Pedro del Romeral, Vega de Pas y Luena.
Las bolas son de agarradera de unos 5 kilos de peso.
La bolera es un rectángulo de veintiséis por seis metros.
Está dividida en tres zonas, el tiro, la caja y la zona de birle.
Son también nueve bolos de madera de fresno o avellano, la fila de en medio se
planta sobre un tablón y las otras dos filas sobre la tierra.
El bolo más pequeño se llama "cuatro" porque es el valor que tiene si se derriba.
El juego consiste en derribar el mayor número de bolos posible y también es motivo
de orgullo el lanzarlos lo más lejos que se pueda.
Primero se sortea qué equipo empieza y será éste quien fija desde dónde se inicia la tirada.
El otro equipo fija el cuatro y la colocación de los bolos.
El cuatro no tiene sitio fijo.
El jugador da tres pasos y lanza la bola, si tira la fila central entera la jugada se llama "corneado".
Es bastante difícil tirar las dos filas laterales.