EL PASABOLO TABLON




Pasabolo Tablón:


El jugador, tras una breve carrera, lanza la bola por el tablón de forma que golpee a los tres bolos situados sobre él y éstos se desplacen lo más lejos posible.
La puntuación viene dada por la distancia a la que llegan los bolos y tomando por referencia las siete rayas perpendiculares al tablón y separadas entre sí 5 metros y que se valoran desde 10 puntos la más cercana al tablón hasta 70 puntos la más alejada por cada bolo derribado.
El terreno de juego se llama bolera o carrejo y es una placa de hormigón que comprende la zona de tiro y a continuación la del tablón que va anclado en la misma y tiene unas medidas de 8 metros por 20 centímetros. A continuación una zona lisa de tierra o césped de forma rectangular o trapezoidal (42 metros de largo y de 12 a 20 metros de ancho) donde van señaladas las rayas.
Para jugar son necesarios 3 bolos de madera encina de 35 centímetros de alto y 3 de diámetro.
Las bolas de agarradera, normalmente son de acerón o manzano, pesan entre 5 y 8 kilos y tienen labradas unas agarraderas o llave de dos cavidades en la que los jugadores introducen el dedo pulgar en uno y el resto de los dedos en la otra cavidad.
Los bolos son de madera, generalmente de encina o agracio, son de forma cilíndrica, miden unos 25 centímetros de largo y un peso de 100 gramos.
Se juega en las comarcas del Asón, Agüera y Valderredible en Cantabria, en la zona occidental de Vizcaya, el Norte de Burgos y también en Llodio (Álava).