Haz tu pedido en: https://enekadistribuciones.blogspot.com.es
Eneka Distribuciones - Comercializadora Oficial de El Candelario

 

La Pita milindrina de Laredo

“Quietas que va a venir el chilindrín”, decía una, y las demás niñas, puestas “en riola” comenzaban a jugar. Se sentaban en el suelo con las piernas estiradas; uno de los jugadores metía, debajo de la falda, la pita (alubia o haba), que llevaba en la mano, y la dejaba escondida a una de ellas “en el churrín”. El primero que “se la quedaba” tenía que adivinar quién tenia metida la pita, y urgaba para encontrarla, si acertaba la mostraba y era el ganador, si no acertaba, pasaba el turno al siguiente. Algunas personas consultadas mostraron cierta vergüenza al admitir su participación en este divertimiento, pero no mostraron apuros en decir que este juego se practicaba en muchos pueblos de Cantabria. En otra modalidad eran las niñas las que escondían la pita y luego la buscan los niños. Dependiendo de la edad de los jugadores, este juego podía pasar de ser picaresco a picantón...