MARIA CRUZ MORIYÓN GONZÁLEZ 1871-1942

Cruz Moriyón fue recadista en los coches de línea de "La Cantábrica" o de "Los Marcelinos", que hacían los recorridos entre Torrelavega, Comillas y Ruiloba. Recitaba a su manera versos e incluso componía de seguido en forma de "aleluyas", y por cualquier motivo pareados que salían de su boca, como si los estuviera leyendo. Ella fue la que recuperó y supo mantener viva en Ruiloba, la tradición de las danzas, en sus tres versiones: danza de las lanzas, antecedente de la "Bailá de Ibio", los picayos y el baile a lo llano. En sus letrillas, cuando entonaba los picayos al monorítmico son de su pandereta, hacía alusiones a los indianos de Filipinas y México que de Ruiloba hacia allá partieron.