MANUEL PÓO PÉREZ "El Jaque de Gandarilla" 1931-1990

Nació en Rioturbio, Comillas, donde estuvo hasta que se casó, trasladándose a Gandarilla, pueblo de San Vicente de la Barquera, donde tuvo cinco hijos. Fue ganadero y desde los 20 años acudía a los concursos que se celebraban entonces,  tanto en San Vicente de la Barquera como en Comillas, y más tarde en Cabezón de la Sal. Sus parejas, las mismas que utilizaba a diario, arrastraban 1800 kilos en los concursos. Logró muchos premios a lo largo de su vida, considerándose uno de los mejores carreteros de vacas de Cantabria, principalmente con su pareja "La Tasuga" y "La Gallarda". Era tal la afición que tenía que, aun estando siempre delicado de salud, se hizo famoso el dicho que "Manolo tenía que estar amordajau pa no ir al tiru".

  Su entusiasmo contagió a muchos de sus vecinos de Gandarilla que se aficionaron a competir en esta modalidad. Hoy Gandarilla y Rioturbio son cuna de grandes carreteros.