MANUEL COBO COBO "El Claveles"

 

Natural de Penagos, vivió en Coterillo desde que conoció a su novia y con ella se fue a vivir, como tantos otros, a las cabañas pasiegas. Durante cinco o seis meses al año practicaba la "muda" en los montes de Penagos. Llevaba su ganado a pastar "con todo lo necesario para vivir". El resto del año volvía a las cabañas de Coterillo.

Durante varios años, al igual que sus vecinos de Coterillo, recorría kilómetros al dia para bajar la leche con el "cuévano" a la espalda, en el que portaba la olla que pesaba cerca de ochenta kilos. La nieve era un inconveniente más, puesto que debía ordeñar sus vacas de cabaña en cabaña. En sus ratos libres hacía cuévanos con varas de avellano que primero "escotillaba" y luego trenzaba, tanto para elaborar los grandes, que servían para acarrear la hierba, como para los pequeños que utilizaban las mujeres para las compras.