Haz tu pedido en: https://enekadistribuciones.blogspot.com.es
Eneka Distribuciones - Comercializadora Oficial de El Candelario

 

LA CEBOLLA




Un remedio muy utilizado en Liébana para aliviar la tos y las mucosidades se prepara troceando una cebolla en pedazos pequeños y echándola en un recipiente al que añadiremos 3 o 4 cucharadas de miel. Lo dejamos macerar unas 24 horas y lo filtramos con un colador de tela. Hay que tomarlo tres veces al día. Se puede sustituir la cebolla por una zanahoria troceada, de lo cual se toma sólo el jarabe resultante.

Jarabe para los bronquios: Se trocea una cebolla y se pone en un cuenco, al que se añaden 6 cucharadas de miel y el zumo de un limón. Se deja reposar 8 horas. Del jarabe resultante se toman dos cucharadas cada 4 horas.

Tos: Rallar una cebolla pequeña en un vaso caliente de leche junto con una cucharada de miel natural de romero, mezclar y tomar en el momento.

Zumbido de oídos: Empapar un algodón con 2 gotas del jugo de una cebolla y aplicarlo en el oído (en el que zumba...)

Heridas infectadas: Pochar una cebolla en aceite de oliva, añadir un vaso de vino tinto y dejar que se reduzca. Con una gasa, aplicar sobre la herida.

Menstruaciones dolorosas: Hervir 250 grs. de cebolla en un litro de leche durante 15 minutos, dejar reposar y beber un vaso cada tres horas.

Migrañas: Aplicar cataplasmas de cebolla cruda en la frente y las sienes.

Reumatismo: Aplicar compresas de zumo crudo de cebolla o bien cataplasmas calientes.

Retención de líquidos: Poner a hervir en un litro de agua un vaso de leche. Cuando esté a punto de volver a iniciar la ebullición, agregar dos cebollas medianas peladas. Se pueden añadir hierbas aromáticas pero nunca sal. Una vez cocidas, pasarlas por la batidora y tomar esta sopa a diario. También podemos hervir en agua dos cebollas, seis hojas de lechuga verdes, un puerro sin sal. Hervirlo y dejar enfriar, tomar cada día una taza en ayunas.

Insomnio: Hervir un litro de agua, añadir dos cebollas ralladas. Agregar un poco de hipérico y unas hojas de lechuga y hervir durante 12 minutos. Se retira del fuego, se empapa un paño o algodón que se aplicara sobre la frente, el cuello, la nuca, el pecho, las muñecas y la espalda, repetir hasta que se enfríe. Aplicar cada día durante una semana, después llega con aplicar un día a la semana.

Lumbalgia. Se hierve un litro de agua, se rallan dos cebollas y se introducen en el cazo. Se añade un poco de árnica y se deja hervir 15 minutos. Empapamos un paño con el que realizaremos suaves masajes en la zona dolorida.