SETAS BARBUDAS CON ALMEJAS

La Barbuda. Su sombrero cilíndrico puede medir hasta 12 cms. presentando en su exterior unas escamas pardas sobre fondo blanco, satinadas y frágiles al tacto. Cuando se hace adulta, época en la que no son comestibles, se abren pasando a un color rosado y después negro. Sin apenas sabor ni olor. Se localizan en jardines y bordes de caminos, tanto en primavera, otoño e invierno.


Setas barbudas con almejas


    Medio kilo de almejas, medio kilo de barbudas, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 copa de vino blanco, fumet de pescado, perejil, harina y sal.

Salteamos las setas con un poco de ajo y cebolla. En otra cazuela ponemos el resto de la cebolla, ajo, perejil, aceite y añadimos las almejas con el harina, el vino blanco, un poco de fumet y las salteamos a su vez. A continuación añadimos las setas y damos un hervor hasta que las almejas se abran.