REFRANES DE CANTABRIA SOBRE MUJERES

La mujer y el vientu, mudan pronto de pensamientu.

Las patatas y las nueras de la Montaña, el trigo y los yernos de tierra baja.

Lo que la mujer no consigue hablando, lo consigue llorando.

Cuando el hombre retrocede es para retirarse, cuando lo hace una mujer es para coger carrerilla.

El dalle y la mujer, acertar que no escoger.

No hay mujer que no lo dé, sino hombre que no lo sepa pedir.

Casa sin mujer, de casa no tiene nada.

La mujer pare llorando y la gallina cantando.

Del tiempu, peces y de mujeres lo que vieres.

La mujer que no come con su marido, lo mejor del puchero se lo han comido.

Moza rica y vaca buena, no salga del pueblo afuera.

La mujer y la sardina es mejor chiquitina.

Cuatro caras tiene la luna, y la mujer, cuarenta y cuatro.

Mujer refranera, o coja o puñetera.

Al diablo y a la mujer, nunca les falta qué hacer.

La oveja y la mujer, en casa antes del anochecer.

Quien no está acostumbrao a bragas, las costuras le hacen llagas.

A la mujer y al quesu, con muchu tientu.

Mujer callá, mujer acabá.

Mujer, naipe y vinu, si se ajuntan, hay ciscu,

Las faldas tien más juerza que un batallón.

Tiran más dos tetas que dos carretas.

La suerte de la fea, la guapa la desea.

Madre no hay más que una, pero a tí te encontré en la calle.