Las Marzas

La mayoría de los pueblos ibéricos de la Antigüedad, se regían por un calendario lunar en el que su inicio era el 1 de marzo con el ritual de “la Noche de Marzas”. En él se conmemoraba el inicio de la primavera.
    Los romanos modificaron el calendario trasladándolo a enero. Solamente las gentes del norte siguieron cantando las marzas en las primeras horas de la última noche de febrero.
    Primero, los marceros, piden licencia al alcalde, a lo que sigue la ronda por las distintas casas del pueblo solicitando el aguinaldo, no sin antes pronunciar en cada casa. Son numerosas las variantes de las letras de las marzas según la comarca donde se canta.

Esta Marza es cantada en el pueblo campurriano de San Mateo: