Haz tu pedido en: https://enekadistribuciones.blogspot.com.es
Eneka Distribuciones - Comercializadora Oficial de El Candelario

 

Costumbres purriegas de la Navidad

En casi todos los pueblos purriegos existía la costumbre de que los mozos madrugaran la mañana de Reyes y al primer vecino que se encontraran exclamarle: ¡AGUINALDO!, con la esperanza de haber sido el primero y merecedor, por consiguiente, del premio.

Otra tradición muy arraigada en el Valle de Polaciones era la de “Tirar la olla”, que consistía en arrojar una cacerola de barro contra la puerta de la casa de la persona más anciana del pueblo, en la noche de Nochevieja.

Otra tradición del Valle de Polaciones es preparar el ramo, para luego cantarle y rifarle durante las fiestas. Al llegar la Navidad, se preparaba este ramo, para lo cual se cortaba en el monte un pequeño árbol que las muchachas del pueblo adornaban y en el que colocaban todos los dulces propios de Navidad como caramelos, galletas, polvorones, manzanas y sobre todo, rosquillas. En la Misa del Gallo se presentaba el ramo en la iglesia cantando una canción. Durante todas las fiestas se vendían papeletas de la rifa y el día de los Reyes se rifaba de una forma muy particular: en una bolsa se metían todos los nombres de quienes habían comprado cada papeleta y en otra bolsa varios papeles en las que se escribía la palabra “rifola” y en uno de ellos: “rifola-tocola”. Se sacaba primero una papeleta de la primera bolsa, y después otra papeleta de la otra; si en la segunda papeleta salía “rifola”, se repetía la operación, hasta que la papeleta de la primera bolsa era seguida de la que ponía “rifola-tocola”, y correspondía al afortunado que se llevaba el ramo.